Pastor por un día: la historia de Miguel

Durante este tiempo han visitado La Borda de Pastores, nuestro alojamiento rural en el Pirineo Aragonés, familias de muchos lugares de España: Valencia, Barcelona, Madrid, Logroño, Málaga, Sevilla, etc… pero entre todas ellas quiero contaros la historia de Miguel, un niño de 4 años de Zaragoza.

Miguel estaba haciendo turismo por el Pirineo Aragonés en septiembre del año pasado junto con sus padres y unos amigos y  pasó por La Borda de Pastores. Fue un breve encuentro porque él y su familia iban de regreso a casa pero le hicimos la promesa que si volvía a visitarnos a La Borda de Pastores estaría todo el día haciendo de pastor con Vicente.

Miguel no se olvidó y la ocasión llegó. En Junio volvió a La Borda de Pastores con su familia. Sus padres nos contaron que desde que se enteró que iba a volver a La Borda de Pastores su mayor preocupación era si nosotros (Vicente y Teresa) nos acordaríamos de él y la promesa que le hicimos de ser pastor por un día.

Cuando Miguel llegó a La Borda de Pastores con sus padres estaba un poco cohibido, no se atrevía a preguntarnos si nos acordábamos de él, le daba vergüenza, pero enseguida su actitud cambió cuando le dimos un zurrón y un tocho.

El zurrón es el bolso que los pastores usan cuando salen al campo y donde llevan su comida y otros utensilios que pueden necesitar. Los zurrones se realizaban con la piel de las ovejas aunque hoy en día los pastores utilizan como zurron modernas y cómodas mochilas más ligeras.

El tocho es el palo o bastón que los pastores utilizan para caminar por terrenos difíciles y apoyarse para descansar o para dar órdenes al rebaño.

Equipado con todo lo necesario para ser un buen pastor, Miguel salió a pastorear y ayudó a Vicente en sus tareas. Soltó a las ovejas para que comieran en el campo, controló que no se escapara ningún cordero de la nave ganadera y que todos estuvieran con sus madres, fue con Osi a recoger el rebaño al roble centenario y lo trajo de vuelta a la Pardina. En definitiva, se lo pasó estupendamente haciendo de pastor por un día.

Miguel, como lo prometido es deuda te esperamos al año que viene en La Borda de Pastores.

Miguel, pastor por un día en La Borda de Pastores  Miguel, pastor por un día en La Borda de Pastores con Osi, nuestro perro pastor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *