Archivo de la categoría: Entorno

Es época de setas

El otoño es tiempo de recolección, es época de setas.

En los últimos años salir al campo a recolectar setas se ha convertido en una afición con numerosos seguidores, no hace mucho lo que prácticamente se desechaba por ser un fruto silvestre, ahora se considera un producto delicatessen.

En la provincia de Huesca, la temporada de setas ha comenzado y en numerosos rincones de todo Aragón hay jornadas micológicas y gastronómicas, degustaciones, talleres y concursos en los que los hongos son los protagonistas.

En nuestra comarca, la Comarca del Alto Gállego, por ejemplo se van a celebrar las I Jornadas Gastronómicas de la caza y de las setas del 8 al 17 de Noviembre de 2013. En ellas se podrán consumir tapas elaboradas con setas u hongos a precio cerrado en los establecimientos participantes y también habrá un taller formativo de setas y un show-cooking con degustación.

Recolectar setas es una actividad muy saludable que te hace estar en contacto directo con la naturaleza pero hay que ser muy cuidadoso y seguir una serie de normas sobre todo si no quieres llevarte algún susto.

El otoño es época de setas

– Si te estás iniciando lo mejor será que aprendas a reconocer las setas con alguien experto para aprender a diferenciar entre comestible y peligroso.

-Entre el material necesario hay que llevar una navaja y una cesta (de tela o de rafia, nunca de material de plástico, ya que no deja respirar a las setas)

-El calzado y la ropa también son importantes, siempre hay que llevar ropa y calzado adecuado y ser previsores.

-Debemos coger solamente aquellas setas que sepamos a ciencia cierta que son comestibles. Ojo porque muchas de las setas más peligrosas suelen tener un aspecto estupendo. Hay que mirar cada seta una por una.

-En el caso de sentir síntomas de intoxicación acudir inmediatamente al médico

Es época de setas, ¿os animáis? ¿soléis recolectar setas?

Fuente fotografía: Redaragón

 

Conoce la ermita de Santa Elena

Ya os decíamos en el anterior post que publicamos que el otoño todavía es buena época para practicar senderismo y hoy queremos recomendaros una excursión por el cercano Valle de Tena que parte de la localidad de Biescas, a un paso de La Borda de Pastores.

La ruta, perfectamente explicada, es una colaboración de Raúl Lapeña, experto montañero, amigo y corresponsal de montaña para La Borda de Pastores. Es una ruta sencilla y como sois muchas las familias con niños que nos visitáis esperamos que os guste y os animéis a hacerla.

PR-HU 78 de Biescas a la Ermita de Santa Elena

Ruta de inolvidables recuerdos, en apenas cinco kilómetros, un agradable paseo nos llevará desde la moderna Biescas, población de agradables calles, y frescos rincones hasta uno de los puntos emblemáticos del Valle de Tena, la Ermita de Santa Elena.

El sendero no reviste de dificultad alguna, y es muy adecuado para iniciar en el senderismo a los más peques de la familia. El sendero discurre enteramente por sendas o caminos de fácil tránsito, y el desnivel acumulado es muy llevadero.

Biescas-Ermita de Santa Elena. Raúl Lapeña

La ruta parte de Biescas, una de las poblaciones más importantes y bellas del Valle de Tena, partiremos de la remozada plaza del ayuntamiento en dirección a la esbelta Iglesia de San Salvador, con inmejorables vistas a toda la villa.

Iglesia de San Salvador, Biescas

Iglesia de San Salvador, Biescas. Foto Raúl Lapeña

Dejamos atrás las últimas casas y nos topamos con la carretera del Cotefablo, que se dirige a la cercana Gavín. Cruzamos, extremando las precauciones, y nos enfrentamos a un tramo de camino muy empinado, el cual nos hará sufrir. Poco a poco la pendiente suaviza, avanzando entre campos de pastos, en una zona donde escasean las sombras.

Un par de desvíos nos harán estar atentos, conforme nos adentramos en el bosque, acebos y bojes van cambiando el panorama, a la vez que algunos pinos comienzan a tapizar el entorno. Atravesaremos una valla ganadera, la cual dejaremos debidamente cerrada, para que lleve a buen fin su labor.

El bosque se vuelve mucho más húmedo, y el roble se hace fuerte en el lugar. El barranco de Asieso, de profundas gargantas, fiero y bello a la vez, nos permitirá dar la bienvenida a las faldas de la sierra de Tendeñera, por su vertiente sur. La última parte de acceso habilitado a todo el público, es un magnífico gesto de integración, fiel ejemplo de lo que debería ser la sociedad.

Foto Raúl Lapeña

Tras un tramo de subida, alcanzamos la pista que asciende a la Ermita y fortín. No sin antes coger un pequeño desvío hasta el magnífico dolmen, uno de los mejores ejemplos del Pirineo.

Dolmen. Foto Raúl Lapeña

La última parte trascurre por pista, siempre en subida tendida, hasta las praderas donde se asienta uno de los emblemas del Valle de Tena, la Ermita de Santa Elena, punto final de nuestra ruta.

Ermita de Santa Elena, Biescas. Foto Wikiloc

 Cálzate tus botas y ven a conocer el entorno que rodea a La Borda de Pastores.

La Senda Amarilla

Hoy queremos mezclar dos actividades muy propias del verano, por eso que tenemos más tiempo libre y vacaciones, aunque es recomendable realizarlas durante todo el año. Hablamos de, la lectura y el senderismo.

Queremos recomendaros un libro, “La lluvia amarilla” escrito por  Julio LLamazares del que este año se cumple este año su 25 aniversario.

La lluvia amarilla, Julio Llamazares

La lluvia amarilla es el monólogo del último habitante de un pueblo abandonado del Pirineo aragonés, Ainielle, que está situado muy cerca de nuestra finca.

Ainielle, Pirineo Aragonés (Huesca)

Ainielle es un pueblecito de Huesca, ahora ya abandonado, que en el libro va siendo devorado por el paso del tiempo y la naturaleza en el que se desarrolla la historia de su último habitante y su fiel perra. En su soledad, el protagonista no es capaz de discernir que es real y que locura.

Es un libro desgarrador que describe el “drama” que llevan viviendo centenares de pueblos españoles desde hace años debido a la emigración masiva de sus habitantes a las ciudades.

Os recomendamos leer el libro y luego poneros las botas y hacer la ruta llamada “La Senda Amarilla”, en honor al libro.

Un recorrido por los pueblos deshabitados del sobrepuerto. Pinchando en la foto podréis acceder al mapa y descargaros el track. El recorrido comienza en Oliván hasta Ainielle pasando por Berbusa y Susín. Este último pueblo también se ha quedado sin su último habitante, Angelines Villacampa, una mujer que luchó durante toda su vida para que su pueblo natal no se perdiera en el olvido.

La Senda Amarilla (Oliván-Berbusa-Ainielle-Susin)

La Senda Amarilla (Oliván-Berbusa-Ainielle-Susin)

Una muy buena opción para descubrir el Pirineo Aragonés desde La Borda de Pastores. La ruta merece la pena como podréis ver en estas estupendas fotos que hemos encontrado en el blog Fotos del Alto Aragón.

Sumérgete dentro de un libro y recorre y siente los escenarios que se narran en sus páginas.

Julio Llamazares: Era como si el agua se hubiese evaporado al contacto con mi sabgre. Como si el fuego que brotaba de la herida me abrasaba las venas y quemara los huesos y buscara en mi boca salida a su dolor (De La lluvia amarilla)